¿Alguna vez te has preguntado cuántos tipos diferentes hay de aire acondicionado? Es probable que hasta la fecha ni siquiera te hubieses planteado que hubiese más de uno, pero si has estado planteándote hacerte con uno habrás observado que el catálogo es mucho más amplio de que lo que pensabas. Estamos más que acostumbrados a los aires acondicionados de obra fija, y no nos planteamos la existencia de otras alternativas, cuando es posible que se adapten mejor a lo que nosotros estamos buscando. Lo cierto es que hay muchos más tipos de aire acondicionado de los que piensas, y en este artículo he conseguido realizar una lista con todos ellos para que puedas orientarte con más facilidad a la hora de escoger uno.

Clasificación de aires acondicionados

El aire acondicionado es un aparato que se ha puesto muy moda desde que se inventó, y es que es la mejor forma de salvar el verano. Viviendo como vivimos veranos cada vez más calurosos, contar con un pequeño oasis de frescor que nos permita desconectar un poco del intenso calor que hace en la calle supone un auténtico alivio, y son cada vez más los que optan por instalar o comprar un aire acondicionado que refresque alguna habitación de su casa. Si eres de los pocos que todavía no cuenta con un aire acondicionado, o estás pensando en cambiar el que ya tienes por uno más moderno o eficiente, no me cabe duda de que encontrarás lo que buscas en esta lista, ya que explicito en qué consiste cada tipo de aire acondicionado.

Bomba de calor reversible

Este es uno de los aires acondicionados que más acostumbramos a ver. Es de instalación fija y suele colocarse en la parte superior de la pared de alguna habitación. Es especialmente práctico porque permite tanto calentar la habitación como enfriarla. Se trata de una opción muy inteligente porque es válido durante todo el año, es muy intuitivo y puedes conseguir la temperatura que prefieras en cada habitación y durante cada época del año. Como todos los aires acondicionados, supone un gasto energético considerable, por lo que hay que tener cuidado con abusar de él.

Aire acondicionado portátil

Sí, los aires acondicionados portátiles existen, y son una maravilla. Son unas unidades móviles que no requieren instalación, que pueden almacenarse sin problema y que te puedes llevar de viaje si te vas al pueblo y necesitas refrescarte de vez en cuando. Solo necesitan un tubo extractor que dé hacia el exterior, pero puede colocarse y retirarse sin ningún problema y sin necesidad de obra.

Aire acondicionado cassette

Este lo habrás visto a menudo en empresas o locales, puesto que está más orientado a refrescar espacios amplios. Se implanta el techo y cuenta con cuatro salidas de aire, cada una por un lateral, lo que mejora su potencia y permite un rango de alcance mucho más alto, de ahí que se utilice especialmente en espacios de grandes dimensiones.

Aire acondicionado split

Precisa de dos partes, una que se sitúa en el exterior y otra que se sitúa en el interior, por lo que necesita una instalación más compleja. Por norma general, este modelo se coloca en la pared o mural, siendo la parte del interior un equipo evaporador que emite el aire modificado desde el compresor exterior. Fácil de utilizar, se ha consolidado como uno de los más utilizados, y probablemente lo has visto en varias ocasiones.

Equipos de tratamiento de aire

Son sistemas diseñados para modificar los niveles de humedad o de toxinas que hay en el aire. Se trata más de purificadores que de aires acondicionados, pero también contribuyen a limpiar y refrescar el aire de una habitación, evitando que se vicie y aumente la temperatura.